Historia

Los orígenes y la fundación del Museo

El Museo de Arte Sacro de Mallorca es un museo con una larga trayectoria, siendo la institución museística más antigua de la Isla. Su origen se remonta al obispo Mateu Jaume, quien se preocupó de recoger y conservar retablos e imágenes que se habían retirado del culto y que se depositaron en el Colegio Eclesiástico de la Sapiencia. 

Ante la necesidad de conservar estas obras y de continuar recogiendo otras que se encontraban en peligro, un conjunto de clérigos y eruditos comunicaron al obispo la voluntad de crear un museo: el Museo Arqueológico Luliano. De hechobuena parte de la actual colección de pintura del MASM proviene de este antiguo museo, creado en 1881 en el Colegio de la Sapiencia. Además, la colección del Museo también se amplió con parte del fondo del Museo Arqueológico Capitular, creado por el obispo Pere Joan Campins en 1905.

Fons Salvany i Blanch (1915). Biblioteca de CatalunyaFondo Salvany i Blanch (1915). Biblioteca de Catalunya. Fons Salvany i Blanch (1915). Biblioteca de CatalunyaFondo Salvany i Blanch (1915). Biblioteca de Catalunya.

El obispo Pere Joan Campins fue el fundador y primer impulsor de la creación del Museo. En 1906 el obispo Campins promovió la reconstrucción de unas dependencias del huerto del Palacio Episcopal que estaban muy deterioradas con la idea de establecer un museo, lugar donde se ubica actualmente el Archivo Diocesano. Sin embargo, este proyecto tardaría unos años en hacerse realidad. 

El obispo Campins no concebía un museo como una institución dedicada exclusivamente al patrimonio eclesiástico, sino al estudio y la difusión de la historia y de los bienes legados por nuestros antepasados. El 23 de febrero de 1916, coincidiendo con el primer aniversario de la muerte del obispo Campins, se inauguró el Museo Arqueológico Diocesano.

La ruptura con la Sociedad Arqueológica Luliana y el impacto de la Guerra Civil

Hasta alrededor de los años 30, el Museo vivió una época de esplendor, siendo un centro cultural donde las principales actividades fueron las conferencias semanales de temas culturales y científicos que tuvieron una gran repercusión social. No obstante, a partir de la década de los trenta, el Obispado y la Sociedad Arqueológica Luliana mantuvieron ciertas discrepancias y la relación entre ambas instituciones estuvo pendiendo de un hilo. Dicha ruptura supuso consecuencias nefastas para el joven Museo, puesto que la Sociedad Arqueológica Luliana retiró parte de las piezas que había depositado anteriormente y, por consiguiente, el desmembramiento de la colección.

La situación, además, se agravó con la Guerra Civil, cuando el Museo cerró sus puertas hasta que, a instancias del obispo Joan Hervàs, se llevó a cabo una reorganización y renovación de las instalaciones que fueron reabiertas el 22 de mayo de 1952.  

El proyecto del Museo de la Iglesia de Mallorca

Hacia los años 70, el Museo Diocesano lideró el proyecto del Museo de la Iglesia de Mallorca, del cual solo se llevó a cabo una primera fase del mismo. Este proyecto consistía en la creación de una red de museos eclesiásticos, dependientes del Museo Diocesano, quien actuaba como museo madre.

Del Museo Diocesano al Museo de Arte Sacro de Mallorca

En 1998 el obispo Teodor Úbeda decidió renovar el edificio del Palacio Episcopal, que se encontraba en muy mal estado de conservación. Las piezas fueron trasladadas a la capilla de San Pedro del Seminario Viejo, en la que se instaló una exposición provisional, aprovechando las capillas laterales de la iglesia neogótica. El 16 de abril de 2007, el obispo Jesús Murgui inauguró el nuevo museo, con un discurso museológico que seguía criterios cronológicos y estilísticos.

Salas del Museo Diocesano después de la reforma de 2007

A partir del año 2013, la gestión del Museo pasó a manos del Cabildo de la Catedral de Mallorca, quien llevó a cabo una última reforma en el año 2019, con el objetivo de transformar el Museo Diocesano en un museo más didáctico, accesible y participativo, con un nuevo discurso museológico y con nuevos recursos museográficos: el Museu d'Art Sacre de Mallorca (MASM). Finalmente, el renovado museo vuelve a abrir sus puertas en marzo de 2020, coincidiendo con el mandato del obispo Sebastià Taltavull.

Una de les sales actuals del Museu d'Art Sacre de MallorcaUna de las salas actuales del Museu d'Art Sacre de Mallorca